CHARLA EN EL COLE

Un día como otro cualquiera llega mi hermana y me pregunta si puedo ir al cole de Martín (mi sobrino) a hablarles de mi profesión, están aprendiendo en qué consisten profesiones como policía, bomberos, médicos,enfermeros… y las profes habían preguntado a los papás si conocían a alguien que pudiera ir a contarles de primera mano en qué consistía alguna de ellas. Me puse hasta nerviosa pero no lo dudé, por supuesto que sí!

Lo primero que pensé fue en enseñarles RCP (reanimación cardiopulmonar) pero, tras comentarlo con una compañera que ya había ido al cole de su hija a hablarles del mismo tema, cambié de idea. Mi compi me contó que algunos de los compañeros de su hija habían tenido pesadillas esa noche, y me asusté, pobrecillos!!… no quisiera ser yo el motivo de sus malos sueños.

Mi intención era que les quedara súper claro cuándo debían llamar al 112 (que ya las profes les habían explicado estupendamente) y que dejaran de tener tanto miedo a la imagen de la enfermera. Así que allí me planté con batas, gorros, guantes y mascarillas para todos los niños.

Se vistieron de enfermeros todos los que quisieron hacerlo, aunque el tema de la mascarilla no le gustó demasiado, nos quedamos con las batas y los gorros, estaban monísimos!!

Les enseñé dos tamaños de jeringas, llevé las más grandes y les conté que, a parte de poner inyecciones, con ellas también lavamos los oídos o las narices cuando tienen muchos mocos. Cargué un poco de suero con una de ellas a modo de juego, ellos alucinaban y yo me moría de la risa.

Fue equipada con fonendoscopio y esfignomanómatro para tomarles la tensión, algunos también aprovecharon para escucharse el corazón.

La idea era que comprobaran por sí mismos que tomar la tensión no duele.

Es cierto que cuando van al centro de salud ya entran en consulta un poco a la defensiva y con cierto nerviosismo, sin embargo, conmigo estaban relajaditos y en su ambiente, todos me dijeron lo mismo al hinchar el manguito, no duele nada!!! Objetivo cumplido.

También llevé venda elástica y, al ritmo de una canción infantil que todos conocían, les enseñé como vendar el brazo. Fueron saliendo a la palestra por parejas y, cantando todos juntos, se vendaron unos a otros.

Repetimos varias veces aquello de llamar al 112 y que, en caso de que presenciaran algún accidente, no se podía mover a la víctima. Yo me fui con la impresión de que les había quedado claro.

Tengo que darles mil gracias a las tres profes que me echaron una mano con los casi 50 peques que soportaron mi actuación. A pesar que muchos no estaban por la labor de participar, finalmente se fueron animando y, menos 3 o 4 niños, todos salieron encantados, menos Martín, que estaba muerto de vergüenza.

Ha sido toda una experiencia que repetiría sin duda alguna. Nos lo pasamos bomba y yo me reí un montón. Me fui con muy buen sabor de boca, espero que ellos también.

MUDANZAS Y REFORMAS

Seguimos con más cambios señores, esto es un no parar!

Hace unos meses mi marido y yo compramos una casa con finca, nuestro sueño desde que empezamos nuestra vida juntos. La casa es bastante vieja, precisa mucha reforma interior, así que para poder hacerla pusimos nuestro piso en venta.

Vivimos en una zona donde, actualmente, el mercado inmobiliario no parece moverse mucho, o eso pensábamos, ya que creíamos que no venderíamos el piso en 2 años mínimo. Cual fue nuestra sorpresa, a los pocos meses de ponerlo en venta y con ayuda de una agencia inmobiliaria, lo vendimos a los primeros interesados.

Ahora hay que empezar con la reforma, pero dónde vamos a vivir?? Pues mi padre que vive en una casa solo nos ofreció asilo durante el tiempo que fuera necesario, le dijimos que sí rápidamente antes que cambiara de opinión.

Comenzamos la mudanza … cuanto hemos acumulado en 5 años!!

Las cajas y las bolsas se multiplicaban, cuando creíamos que ya lo teníamos casi todo recogido, seguíamos llenando macro-bolsas de cuadros de los chinos (donde cabría yo sentada perfectamente!!).

Mi padre ya nos ha preguntado varias veces que de dónde han salido tantas cosas dios mío, y yo solo puedo contestarle que NO LO SE!!!.

Pensarlo parece tedioso, pero cuando nos pusimos a empaquetar lo hicimos con ganas y mucha ilusión imaginándonos ya en la casa nueva. Cuando tienes tan cerca un sueño como este….nada se pone cuesta arriba!.

En 4 fines de semana lo logramos. Lo más divertido fue que yo metía cosas en las cajas y Alicia las sacaba o, mejor aún, metía lo que le parecía, como por ejemplo sus juguetes. No podíamos hacer otra cosa que reírnos, su intención era colaborar y dejamos que participara, por supuesto. Pero a la hora de trasladar las cosas al garaje de mi padre, tuvimos que dejarla con él, sino hubiera sido francamente difícil acabar con la tarea.

La duda era ¿cómo se adaptaría la peque a este gran cambio?…la respuesta la obtuvimos enseguida. La primera noche le costó más tiempo del habitual dormirse, pero al día siguiente llegamos de la compra y cuando nos bajamos del coche, ella sola fue andando en dirección a casa de su abuelo sin que nadie le dijera nada. Siempre tenemos tanto temor por ellos y al final son los que mejor se adaptan a los cambios, al menos ese ha sido el caso de Alicia.

Ya estamos con el siguiente paso, pidiendo presupuestos y haciendo números para la reforma de la casa de nuestros sueños, no tenemos prisa pero sí muchas ganas de ir viendo como toma forma, aunque todo el mundo nos diga que lo más duro está por venir. También nos lo decían de la mudanza, y ya lo hemos conseguido, trabajo en equipo que yo llamo, nuestro motor, la ILUSIÓN.

Ya os iremos contando como evoluciona todo, con sus cosas buenas y malas.

CELIAQUÍA

¿En qué consiste esta enfermedad? Es una intolerancia permanente al gluten, conjunto de proteínas que encontramos en el trigo, avena, cebada y centeno.

Nadie nace siendo celíaco, podemos tener una predisposición genética a desarrollarla pero no manifestarse en toda nuestra vida o, por otro lado, presentar síntomas desde la infancia, en la adolescencia o en la edad adulta.

De hecho a mi hermana se lo diagnosticaron a los 35 años, cierto es que lleva con problemas de estómago desde los 20 y con pruebas digestivas desde entonces sin llegar a una conclusión, hasta ahora.

Sus síntomas eran diarrea continúa, sensación de plenitud y anemia importante aunque, dependiendo de la edad a la que se manifieste, los síntomas pueden variar. En la infancia además pueden presentar distensión abdominal, retraso en el crecimiento, náuseas y vómitos, apatía e hiperactividad.

Mi prima es la mamá de Lucía y María y ambas ha desarrollado la enfermedad celíaca en la infancia. Lucía lo pasó peor porque tardaron más en dar con su diagnóstico, sin embargo, con María fue más rápido gracias a mamá que enseguida observó que las cacas de su niña eran diferentes, más amarillas. Esto también puede ocurrir, se llama esteatorrea y es por la mala absorción intestinal, me explico, el intestino no puede absorber las grasas y se eliminan con las heces.

También se dió cuenta por la fisiología de su hija, tenía las piernas muy delgadas y una distensión abdominal pronunciada, además María empezó a estancarse en el peso, no había duda.

El diagnóstico en la edad adulta parece raro, sorprende y te toca mucho las narices, dicho de paso. Pero me parece mucho más llevadero que en la infancia. Yo lo veo por mis sobrinas, si normalmente con un niño tienes que andar con 20 ojos, con esta enfermedad tienes que estar con mil!! Pueden coger un trozo de pan, galleta… donde menos te lo esperes. Cualquiera puede ofrecerles un caramelo o pasta que tú sabes que NO pueden comer pero que ellos no tienen por qué saberlo. Así que estás en situación de ataque permanentemente o, al menos, hasta que la peque sea consciente y pueda decirlo ella misma.

Claro está que la solución en su casa es comer todos sin gluten, es la mejor manera de protegerlas yo creo.

Mi hermana lo tiene complicado a la hora de prepararles la comida a sus hijos, pero nada que no puedan solucionar un par de guantes.

Es un verdadero fastidio a la hora de salir a comer fuera o cuando hacemos alguna comida familiar, ahí directamente optamos por ir a algún restaurante que sepamos, a ciencia cierta, que cocinan sin gluten y si, la comida es en casa, encargamos a Celiastur, una panadería-confitería donde hacen unas empanadas, pasteles, tartas… 100% sin gluten y además buenísimo.

Eso sí, cuando comemos fuera hay que asegurarse bien, especialmente si vas con las niñas, tienen que ser sitios de confianza donde te sepas que no vas a tener lo que llaman “trazas” en algún alimento, es decir, que ese alimento puede contener pequeñas cantidades de alguno de los cereales que tienen gluten o, por contaminación con otros alimentos, por ejemplo el  aceite donde han frito comida con gluten, han pasado con el pan por encima de la comida sin gluten y han caído restos….esto es muy importante conocerlo porque todavía hay gente que cree que es una exageración, y no es así, por un alimento contaminado las niñas pueden tener diarrea dos días entre otros síntomas.

Finalmente lo importante es normalizar la enfermedad, no hacerles sentir que son diferentes, especialmente con las peques, que bastante tendrán que lidiar en su vida. También es muy necesaria la concienciación del resto de la población, es verdad que cada vez hay más casos y se está normalizando mucho la enfermedad celiaca en la sociedad, pero falta mucho camino por andar, sobre todo en el tema niños. Hay gente que todavía cree que esto de ser celíaco es una «moda» y NO señores, para nada!! Esta enfermedad ha existido toda la vida pero, afortunadamente la medicina ha evolucionado y ha conseguido ponerle un nombre.

Para tod@ l@s que padecéis la enfermedad celíaca o tenéis cerca alguna persona que la padece, debéis saber que en cada comunidad autónoma existe una asociación para celíacos que os informa y os apoya en todo lo necesario, en Asturias se llama ACEPA.

Espero que os haya servido de ayuda!!!

 

TENEMOS DEBERES

Mi hija todavía no ha empezado al colegio, pero miedo me da, y no solamente porque empieza otra etapa en su vida (y en la nuestra claro), porque en ese momento te das cuenta lo rápido que ha crecido, que fue ayer cuando la dormías en brazos o le dabas el pecho.

Ese momento cole yo lo he vivido con mis sobrinos, fui a llevar Martín un día de su primer año, él iba feliz (y sigue yendo feliz), pero muchos compañeros suyos lloraban como si les fuera la vida en ello, y a mi me apetecía llorar con ellos!!! Madre mía cuando le toque a Alicia me van a dar los siete males.

Otro día fui a buscar a Noel, ese momento es mucho más divertido, todos salen contentos, riendo y corriendo cual gacela perseguida por un león, todo un espectáculo.

El caso es que el primer año de colegio es con 3 años, se supone que van a divertirse a la vez que aprenden, con lo que yo no contaba era con que les mandaran alguna que otra tarea… EN SERIO??

Por supuesto celebran todas las fiestas,eso está muy bien, así van conociendo nuestra cultura, hasta que llegó carnaval. En el colegio de Noel decidieron que el disfraz de su clase sería un coche. Sí, como os lo cuento, un coche que, obviamente, tendrían que hacer los padres con material reciclable.

Dónde quedó aquello de la bolsa de basura, que ellos mismos recortaran y pegaran algún adorno, una corona de cartulina… cosas que niños de 3 años pueden hacer.

Yo respeto mucho todas las iniciativas del colegio que siempre buscan motivar a los peques, pero en este caso, además se estaba estresando a los padres por encima de sus posibilidades. Mi cuñado, que es un artista, hizo un coche con cartón, platos de plástico y hasta cintas de persiana. Quedó alucinante!! Pero todavía flipé más cuando llegó el día de la celebración y todos los niños de su clase llevaban coches igual de alucinantes.

Vamos a ver profes de infantil, no todos los padres tenemos el mismo tiempo para hacer este tipo de obras de arte (o manualidades como vosotros le llamáis) ni todos los padres somos artistas. Yo, especialmente ,soy nula con estas cosas, mi marido creo que tiene más idea que yo, pero nos negamos rotundamente a entrar en este juego (eso lo digo ahora, ya os lo contaré cuando me toque).

Realmente me parece innecesario, queda estupendo cara a la galería para la imagen del colegio seguramente, pero a los niños creo que no les ayuda nada ver desde tan pequeños que sus papás tienen que realizar las tareas del colegio. La idea sería que los peques colaboraran en el proyecto, pero es muy difícil implicarles en una tarea como esa.

Mi idea es que mi hija haga sus deberes desde el minuto uno, si comete algún error serán sus profes los encargados de corregirla y enseñarla, creo que es la mejor manera de aprender. No soy partidaria de hacer las tareas a los niños por aquello del aparentar, pero os vuelvo a decir que esa es la idea principal, ver veremos cuando estemos en pleno apogeo.

POR ELLAS

Con motivo del día internacional del cáncer de mama quiero hablaros de ELLAS, mis amigas. En cada grupo de amigas habrá sus historias, yo os voy a contar las nuestras.

Mari hace 10 años tuvo cáncer de mama, su hijo pequeño tenía 3 años, estando ella ingresada el peque se puso malito y también lo tuvieron que ingresar, os podéis imaginar la situación. 10 años después le acaban de dar el alta, contentos es poco, aunque las secuelas son muchas. Su hijo Dani va a cumplir el mes que viene 14 años y está hecho todo un hombrecillo.

Cris tiene 36 años, cuando tenía 19 comenzó con ataques epilépticos y a los 23 le diagnosticaron de un tumor cerebral. La operaron y siguió estable hasta los 2 años después que empezaron de nuevo los ataques, a los 30 años la volvieron a intervenir de una recidiva del tumor.  Entretanto estudió Química y ahora está estudiando enfermería, compaginándolo con su papel de madre de un niño precioso (que será el futuro marido de mi hija).

Eva es prima de Cris, nos hemos criado juntas en el pueblo, a pesar de ser de generaciones diferentes congeniamos muy bien (es lo bueno de los pueblos, nos juntamos todos, desde los de veinti-pico hasta los pre-adolescentes). Hace 12 años le diagnosticaron ELA a su madre, ahora ella y su padre ejercen de grandes cuidadores, ya que, Loli está en silla de ruedas, tiene la movilidad muy limitada y necesita ayuda para respirar, alimentarse y el resto de actividades básicas de la vida diaria. Eva es hija única y torea como una super heroína las adversidades que se le presentan en el día a día, que no son pocas.

Raquel es mi cuñada y prima de Mari, ha vivido su enfermedad muy de cerca, porque son como hermanas. Ella también ha pasado lo suyo, porque, la verdad sea dicha, parece que la ha “mirado un tuerto” como decimos aquí. Ahora está peleándose con la ciática , esperemos que gane.

Lidia es nuestra emprendedora máxima, tiene un negocio en Internet donde se venden objetos hechos a mano, os invito a visitarlo en gretahandmade.com. Su entusiasmo y alegría se contagia, pero también ella tiene su lucha interna que hace que se sienta diminuta ante el mundo. Yo sé que ganará esa pelea igual que la gané yo en su día con mucho apoyo y cariño (y algún otro viaje pendiente que cura todos los males).

Maria y yo también tenemos nuestras historias varias que ya os vamos contando en cada post.

Hace un año decidimos reunirnos una vez al mes para lo que llamamos una comida terapeútica. Es la disculpa para vernos, reírnos y desconectar, arreglamos el mundo sin necesidad de políticos, economistas o abogados, nuestra asesora es una botella de vino y otra de sidra.

Vivimos en un pueblo y cuando nos reunimos, ya hemos escuchado esa frase de: “Pero qué bien vivís…y los niños?” (PUES CON SUS PADRES QUE TAMBIÉN EXISTEN) y ya no os cuento nada si nos ven beber vino (nos tratarán de locas, malasmadres y a saber qué más cosas).

Pero sabéis qué, NOS DA ABSOLUTAMENTE IGUAL!! Nadie conoce nuestra historia, solo nosotras sabemos lo importante de escucharnos y pasar este rato JUNTAS, porque la mejor terapia siempre son ELLAS.

 

¿DONDE CAMBIAMOS EL PAÑAL?

 

El otro día escuché una historia que me dejó atónita, dos parejas entran en un bar (pub por las noches), una de ellas con un bebé en carrito. Subieron al piso de arriba, cargando el cochecito por las escaleras, arriba había gente tomando algo, clientes habituales. Sino conociera el sitio solamente con esta descripción deduciría que no es un bar para ir con un bebé, porque, seamos sinceros, no todos los sitios son adecuados para ir con un recién nacido, de éso nos percatamos enseguida.

El caso es que el bebé se hizo caca y su madre decidió cambiarlo allí mismo dejando con ello un aroma que incomodó a más de uno, por lo que hubo quejas. El personal del bar tuvo que transmitir las quejas a la pareja en cuestión, que optó por montar un escándalo alegando que el bar no tenía cambiador para el bebé y encima querían que la camarera tirara el pañal sucio.

Partimos de la base que en hostelería, los bares no están obligados a tener cambiadores en sus baños, si encima no tienes rampa para subir al primer piso, ya quedaría claro que no deberías subir con el cochecito. Pero si ya lo has hecho, podrías perfectamente meterte en el baño a cambiar al chiquillo en el mismo carrito si quieres, es lo que yo haría.

Tenemos que ser conscientes que la vida con hijos no va a ser la misma que sin ellos, no puedes pretender seguir yendo a los mismos sitios, porque no todos ellos están preparados para bebés sobre todo.

Que, personalmente, yo abogo porque en todos los bares hubiera cambiador, sería mucho más fácil indudablemente, pero a día de hoy no es así.

Me sorprendió gratamente mi marido cuando indignado me preguntó por qué solamente había cambiadores en los baños de las mujeres, que por qué él no podía cambiarle el pañal a su hija igual que lo hace en casa. Pues como otras tantas cosas sexistas que deberían cambiar en este país. De hecho, en Galicia ya ha cambiado la normativa y comenzaron a ponerlos también en los aseos masculinos. También es cierto que muchos locales optan por poner un baño con el cambiador del bebé a parte, que está muy bien.

Lo más importante es ser civilizado sin más, el SENTIDO COMÚN es muy necesario y me doy cuenta que la maternidad y paternidad a veces nos nubla dicho sentido. Seamos coherentes, dejemos que jueguen, aunque se peguen a veces, ellos sabrán que hacer y, sino, enseguida lo aprenderán, como hemos hecho nosotros.

Que sé que es duro verlos pasarlo mal, a mí me lo vais a contar, pero estamos haciendo una generación de niños totalmente dependientes de sus padres y de las pantallas.

Dejemos que desarrollen su imaginación, que vuelen a países inventados, que luchen contra ejércitos invisibles, que disfruten de su infancia que ya no volverá.

CUNA,CUCO,CAPAZO,SILLA

Cuántas dudas a la hora de prepararlo todo para la llegada del bebé, realmente desde el momento en que te quedas embarazada todo son dudas.

A la hora de preparar su habitación nos decidimos por poner directamente una cama nido de 90 con idea de poner la cuna en nuestra habitación hasta que consideráramos oportuno.

A nosotros nos regalaron la mini cuna de colecho (el padrino de Alicia no se aguantaba más sin comprar algo para la chiquilla), esta mini cuna llevaba ruedas y por el día yo la movía por toda la casa para que la niña estuviese siempre conmigo, hay gente que usa la hamaca, también muy útil para tener al bebé cerca.

Una de las barreras de la mini cuna se baja, lleva unas correas para asegurarla al colchón de vuestra cama, de tal manera que, cuando Alicia se despertaba por la noche, yo solamente tenía que girarme para ponerla al pecho, a veces papá ni se enteraba, comodidad donde las haya.

En esta mini cuna estuvo durmiendo durante 4 meses hasta que la pasamos a la cuna grande. Todavía no dormía la noche del tirón, se despertaba varias veces e incluso para que se volviera a dormir la teníamos que coger en brazos.

A los 3 meses la cosa no iba a mejor, al contrario, se despertaba más veces y nos costaba más dormirle. Así que papá propuso que la echáramos en su camita porque pensaba que en la cuna la niña ya no estaba cómoda. Y efectivamente fue acostarla en su cama y Alicia empezó a dormir la noche del tirón. No sé si fue pura coincidencia, pero estaba claro que la chiquilla dormía mucho más a gusto. Insisto en que cada niño es un mundo, mi hermana usó el moisés con los dos y Martín luego pasó a una cuna grande que luego se convertía en cama y Sergio directamente a su camita.

En el tema del transporte hay opciones varias, mi hermana no quiso usar cuco, sin embargo, nosotros teníamos un trío que nos había prestado mi cuñada (hay que aprovecharlo todo) y venía con cuco, capazo y sillita de paseo.

A mí el tema del cuco me parece muy práctico y recomendable, hay gente que le parece que el bebé no va cómodo en esa postura, yo pienso que es al contrario, ya que, mantiene una postura parecida a la que tenía en la barriga de mamá. Además para llevarle en el coche está súper bien porque no tienes que cambiarle a otra silla ni nada, y éso en pleno invierno se agradece.

Alicia usó el cuco hasta los 3 meses y el capazo hasta los 4 (hasta que no cabía en él vaya) y la pasamos a la silla de paseo del trío. En este punto tu hij@ es demasiado grande para ir en el capazo pero demasiado pequeñ@ para ir en una silla de paseo de las que te sirven hasta los 4 años. Que sí, que lo podrías hacer, de hecho mi hermana lo hizo con Martín, pero el niño estaba bastante más grande que Alicia, volvemos a lo mismo, depende del chiquill@.

Entonces nosotros decidimos aprovechar todos los aperos que nos habían prestado y usamos la silla del trío. Es genial porque la niña va mirando hacia a ti pero también puedes cambiarla de posición y que vaya mirando el resto del mundo que es lo que le gustaba en ese momento, ir experimentando y cotilleándolo todo.

Con 6 meses y poco espacio en el maletero del coche(de cara a un viaje) decidimos comprar la silla de paseo que le servirá hasta los 25kg. Aquí hay una amplia gama de modelos, casi nos volvemos locos, porque la que nos gustaba y nos parecía más grande, era por supuesto la que más pesaba. La que era ligera y se plegaba muy bien solía ser más pequeña o un modelo que no nos gustaba. Al final conseguimos encontrar el punto medio, la babyhome emotion, estamos encantados con ella y Alicia también, no es solamente una silla de transporte, la niña se echa unas buenas siestas en ella con lo que entendemos que está súper a gusto.

Cuando Alicia tenga un hermano os contaré como lo apañamos. Contarme para hacernos una idea!

LEYENDAS MATERNALES

 

Hemos escuchado toda la vida, incluso mucho antes de estar embarazadas, mitos acerca de esta etapa de la mujer y también sobre la maternidad en general. Hoy os quiero hablar de cuanta verdad o no hay en muchas de ellas.

En el momento que dices estar embarazada comienzan las recomendaciones de cremas anti estrías y todo tipo de consejos, que no dejan de ser los de siempre, que te hidrates muy bien, que comas sano y hagas ejercicio…Todo esto me parece estupendo y maravilloso y es muy recomendable siempre(estés embarazada o no), pero la realidad es que el hecho de que salgan las estrías depende sobre todo del tipo de piel y de tu genética, tan sencillo como eso.

Como ejemplo os cuento que a pesar de haber engordado 20 kg en mi embarazo, no me salió ni una sola estría por ningún sitio, y no usé ninguna crema, simplemente seguí haciendo lo que hacía habitualmente. A mi hermana tampoco le salieron y es que, a mi madre en sus dos embarazos tampoco. Sin embargo, tengo primas que tras sus dos partos en su piel no cabía una estría más y sí usaron cremas y demás.

Luego viene eso de que si das el pecho tus tetas se quedan mirando al suelo para el resto de tu vida(como uvas pasas me han llegado a decir a mi). Mentira cochina!! Yo di el pecho durante 5 meses y mis tetas sigue tersas y apuntando al frente.

Eso sí nadie te cuenta la realidad de todos los cambios que sufre el cuerpo de una mujer durante esos casi 10 meses(que lo de 9 meses no cuela, empiezas a contar semanas y te plantas en 9 meses y medio).

No es solo el aumento de peso, las nauseas y los vómitos(que a mí me tocaron), también son las molestias a la hora de dormir, hasta que te acostumbras a ese barrigón, aunque las últimas semanas quieres matar a alguien si tu hijo no sale ya!!. También es el estreñimiento con sus colegas las hemorroides que aún no se han ido a pesar que tu hija vaya a hacer ya la comunión.

Lo del desajuste hormonal es la bomba! Ya os he contado como me afectó a mi, que lo mismo me levantaba enfadada que llorando sin saber por qué. Todo un espectáculo.

Por fin llega el bebé!! Y el año pasado te decían que había que bañarlos todos los días y este año que cuanto menos mejor. Al final tú haces lo que te da la gana y se te da tiempo lo bañas y si no, pues a dormir tan pichi.

Nos dicen que es bueno mantener una rutina diaria especialmente a la hora de dormirse para que vaya cogiendo hábitos, pero la realidad es que no solo depende de vosotros, que por mucho que tú te empeñes en dormirle a las 21h, si la criatura no tiene sueño, ya puedes cantar,leer, bailar una danza africana del sueño, que será cuando el lo decida sin más.

También escuchamos mucho eso de que no debemos acostumbrarlos a tenerlos todo el rato en brazos, otra mentira cochina y gorda!! Los bebés necesitan nuestro contacto y nosotros el de ellos, Alicia se dormía en brazos siempre y con 7 meses la tuvimos que pasar a la cama de su habitación porque era la única manera que la chiquilla durmiera toda la noche a gusto.

Lo de leerles un cuento para dormirse está genial, en el caso de mi hija no funcionó, a ella solo le vale la música y las lucecitas de su hipopótamo de juguete. Lo de leer lo deja para la hora del orinal(mientras caga vaya, como hacía todo hijo de vecino, y digo hacía porque ahora en lugar de leer la gran mayoría usa el móvil).

Podría contaros muchas más leyendas de la maternidad, pero estaríamos aquí varios días enteros.

A pesar de todo sigo y seguiré diciendo que merece la pena y repetiré seguro.

¿A QUÉ JUGAMOS?

 

Qué típico eso de si es niña, color rosa,si es niño,color azul. Las niñas juegan con muñecas y los niños con coches. Llevamos escuchando y viendo estos patrones toda la vida pero yo os confirmo que no tiene por qué ser así.

A Alicia le pintamos la habitación de color azul turquesa porque nos encantaba a los dos. Encontramos una lámpara infantil súper molona de varios colores con dos cochecitos pintados.

Su primer año lo pasó jugando con cosas de sus primos, coches, motos, tractores, le chiflaban, y si tenían música, más todavía, hasta que llegó noviembre y empezaron a poner en televisión anuncios de juguetes a todas horas. Por alguna extraña razón que, a día de hoy no puedo explicar, cada vez que salía un anuncio de muñecas, la chiquilla se volvía loca, gritaba señalando la televisión e incluso aplaudía, y eso que no le hacía apenas caso a los dibujos animados. Pero chico, aquello era automático, acción-reacción ni más ni menos.

Entonces llegaron sus majestades los Reyes Majos(porque son majísimos vaya), y a Alicia le dejaron una sillita con una muñeca, que por supuesto decía varias palabras y lloraba si le quitabas el chupete. Fue lo que más le gustó, todavía sigue jugando con ella.

Otra cosa que le encanta hacer es coger la escoba y el recogedor, que le acabaron regalando unos de su tamaño de lo pesada que se ponía cuando te ponías a barrer. Lo de coger el trapo y limpiar también la entretiene mucho, lo que no tengo muy claro es que el día que lo tenga que hacer, le guste tanto.

De la misma manera mis sobrinos empezaron bien temprano a fliparlo con las motos y los coches pero, sobre todo, con los tractores. Hasta uno de batería les trajeron los Reyes por Navidad.

Sin embargo, hay etapas en las que tanto niños como niñas quieren jugar con lo mismo. Mis sobrinos también tuvieron su época de querer pasear la sillita de la muñeca, y a Martín le acabamos comprando una, él tan feliz, aunque se le pasó pronto.

Y lo de los útiles de limpieza eso sí que es una diversión común a todos, ahora Alicia y Sergio se pelean por ver quien barre o recoge.

Sobre este tema a mí me encantaría hacer un estudio, pero resulta que ya se han hecho varios!!!(trabajo que me han ahorrado). En estos estudios se observaron numerosos niños y niñas en edades tempranas (hasta los 32 meses aproximadamente) y su conclusión es que el hecho que los niñ@s escojan unos determinados juguetes depende en mayor parte a la biología.

Mi conclusión tras observar los comportamientos de mi hija y mis sobrinos siempre ha sido que su actitud ante los diferentes juguetes viene impresa en los cromosomas sexuales (XX mujeres y XY hombres). Pues resulta que me han dado la razón, aunque también hay algún estudio que relaciona este comportamiento con la cantidad de hormonas que reciben los bebés durante el embarazo.

Sea por una cosa u otra lo que está claro es que, por mucho que tú te empeñes en darle unos juguetes de una manera o de otra, tu hij@ va a jugar con lo que le dé la realmente gana y en un alto porcentaje de probabilidades, estos juguetes serán los que marcan los estereotipos.

No sé que os parece a vosotr@s, me lo contáis?

ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

Qué fácil era lo de dar el pecho a demanda, incluso lo de los cereales… pero no nos vamos a quedar en esa etapa toda la vida, aunque muchas de nosotras estaríamos encantadas.

Empezamos con las papillas de frutas, ahora nos recomiendan ir probando las frutas de manera individual, yo sinceramente hice lo de toda la vida, empecé con un trozo de plátano, de naranja, de pera y manzana y a la chiquilla le gustó. Con el tiempo puedes incluso añadirle un quesito a la mezcla y galleta, una merienda súper completa.

Con el tema leche fuimos paso a paso, yo dejé de dar el pecho cuando Alicia tenía 5 meses y empecé a trabajar, me hubiera encantado seguir más tiempo, pero cuando estás a turnos y trabajando en servicios de urgencias se hace muy duro os lo aseguro.

Empezamos entonces con la leche de continuación I y II, reconozco que siempre he seguido las recomendaciones de los pediatras con el tema de la alimentación, pero con la leche de continuación II no estuve hasta el primer año de la niña, con 8 meses ya le dimos leche de vaca y no hubo mayor problema.

El siguiente paso fue el puré de verduras, patata, zanahoria y puerro es el básico. Y otra cosa que le encantó a la chiquilla. Progresivamente fuimos introduciendo el pollo y el pescado junto con más verduras(tomate, guisantes, calabacin, judías verdes…). Después del pollo va la ternera y lo último que le metimos fue el cerdo. No le hizo ascos a nada y nosotros felices.

La cuestión que se nos planteaba era cómo ir introduciendo el puré y la papilla de frutas en las horas de las comidas al ir quitando los biberones, había días que el puré le tocaba a las 12 de la mañana y otros días a las 15h, eso es lo de menos, mientras la criatura esté bien alimentada el horario se va adaptando poco a poco.

La famosa práctica BLW o alimentación a demanda o autorregulada que consiste en que el bebé coma con sus propias manos los sólidos, nosotros no la utilizamos, no porque no esté de acuerdo, que me parece una técnica muy útil para que el pequeñ@ vaya probando y cambiando la alimentación, sino porque yo soy una cagaleras, es decir, tengo auténtico terror a los atragantamientos y no me avergüenza reconocerlo. Así es que fui muy prudente y empecé con los maravillosos purés, luego las legumbres pisadas con el tenedor y los sólidos a trocitos muy pequeños. Es cierto que le encanta cogerlo ella con las manos para comerlos y ahora estamos en la etapa que quiere usar la cuchara y acaba la comida por toda la trona menos en su boca, pero así aprende y al tiempo, nos reímos un montón.

Un consejo para las que os pase como a mi con los atragantamientos, hay un invento ideal que es la redecilla de alimentos, en la cual vas metiendo trocitos de fruta, pan o lo que tu quieras y el bebé puede ir chupando y mordiendo a su ritmo de manera que, a través de la red, van a salir siempre trocitos pequeños.

A mí me daba mucha seguridad la verdad, y la recomiendo 100%.

Verdaderamente en el tema alimentación para bebés parece que está todo inventado. Desde las leches de transición hasta la fruta para beber pasando por Mi primer yogur.

Lo de tomar leche a Alicia le cuesta un montón, de hecho, a parte del desayuno no conseguimos darle nada más durante el día, así que le doy mucho yogur y queso. Pero nunca le dí el llamado primer yogur, le di directamente los que comíamos nosotros, naturales pero sin azúcar. Y ahora los hago yo en la yogurtera y le chiflan.

El tema alimentación es de libre elección, siguiendo las pautas básicas, introduciendo un alimento nuevo a la semana por si tiene alguna reacción alérgica y todos los puntos que aparecen en la famosa hoja que te da la enfermera de pediatría. Cada una hace su interpretación y realmente, lo que le da la gana vaya.

Hay que tener clara una cosa y es que, como digo siempre, lo que tú le des y como se lo des siempre va a ser lo mejor para tu hij@, porque tú eres su madre, es así de sencillo.

Ánimo con esos purés y esas papillas, que esto está chupao!!!