CUNA,CUCO,CAPAZO,SILLA

Cuántas dudas a la hora de prepararlo todo para la llegada del bebé, realmente desde el momento en que te quedas embarazada todo son dudas.

A la hora de preparar su habitación nos decidimos por poner directamente una cama nido de 90 con idea de poner la cuna en nuestra habitación hasta que consideráramos oportuno.

A nosotros nos regalaron la mini cuna de colecho (el padrino de Alicia no se aguantaba más sin comprar algo para la chiquilla), esta mini cuna llevaba ruedas y por el día yo la movía por toda la casa para que la niña estuviese siempre conmigo, hay gente que usa la hamaca, también muy útil para tener al bebé cerca.

Una de las barreras de la mini cuna se baja, lleva unas correas para asegurarla al colchón de vuestra cama, de tal manera que, cuando Alicia se despertaba por la noche, yo solamente tenía que girarme para ponerla al pecho, a veces papá ni se enteraba, comodidad donde las haya.

En esta mini cuna estuvo durmiendo durante 4 meses hasta que la pasamos a la cuna grande. Todavía no dormía la noche del tirón, se despertaba varias veces e incluso para que se volviera a dormir la teníamos que coger en brazos.

A los 3 meses la cosa no iba a mejor, al contrario, se despertaba más veces y nos costaba más dormirle. Así que papá propuso que la echáramos en su camita porque pensaba que en la cuna la niña ya no estaba cómoda. Y efectivamente fue acostarla en su cama y Alicia empezó a dormir la noche del tirón. No sé si fue pura coincidencia, pero estaba claro que la chiquilla dormía mucho más a gusto. Insisto en que cada niño es un mundo, mi hermana usó el moisés con los dos y Martín luego pasó a una cuna grande que luego se convertía en cama y Sergio directamente a su camita.

En el tema del transporte hay opciones varias, mi hermana no quiso usar cuco, sin embargo, nosotros teníamos un trío que nos había prestado mi cuñada (hay que aprovecharlo todo) y venía con cuco, capazo y sillita de paseo.

A mí el tema del cuco me parece muy práctico y recomendable, hay gente que le parece que el bebé no va cómodo en esa postura, yo pienso que es al contrario, ya que, mantiene una postura parecida a la que tenía en la barriga de mamá. Además para llevarle en el coche está súper bien porque no tienes que cambiarle a otra silla ni nada, y éso en pleno invierno se agradece.

Alicia usó el cuco hasta los 3 meses y el capazo hasta los 4 (hasta que no cabía en él vaya) y la pasamos a la silla de paseo del trío. En este punto tu hij@ es demasiado grande para ir en el capazo pero demasiado pequeñ@ para ir en una silla de paseo de las que te sirven hasta los 4 años. Que sí, que lo podrías hacer, de hecho mi hermana lo hizo con Martín, pero el niño estaba bastante más grande que Alicia, volvemos a lo mismo, depende del chiquill@.

Entonces nosotros decidimos aprovechar todos los aperos que nos habían prestado y usamos la silla del trío. Es genial porque la niña va mirando hacia a ti pero también puedes cambiarla de posición y que vaya mirando el resto del mundo que es lo que le gustaba en ese momento, ir experimentando y cotilleándolo todo.

Con 6 meses y poco espacio en el maletero del coche(de cara a un viaje) decidimos comprar la silla de paseo que le servirá hasta los 25kg. Aquí hay una amplia gama de modelos, casi nos volvemos locos, porque la que nos gustaba y nos parecía más grande, era por supuesto la que más pesaba. La que era ligera y se plegaba muy bien solía ser más pequeña o un modelo que no nos gustaba. Al final conseguimos encontrar el punto medio, la babyhome emotion, estamos encantados con ella y Alicia también, no es solamente una silla de transporte, la niña se echa unas buenas siestas en ella con lo que entendemos que está súper a gusto.

Cuando Alicia tenga un hermano os contaré como lo apañamos. Contarme para hacernos una idea!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *