ENFERMERA EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

 

Trabajo en un hospital que se considera limpio, es decir, los casos positivos de coronavirus irán primero a otros hospitales y nosotros recibiremos todas las urgencias quirúrgicas que no puedan asumir en el resto. Aunque antes o después, los pacientes afectados de este virus terminarán llegando a nuestra UCI.

Por el momento no se han suspendido totalmente las intervenciones programadas, se irá haciendo paulatinamente. NO tenemos ningún equipo EPI (de protección individual), apenas unas pocas mascarillas, y eso que estamos en un servicio especial (reanimación).

Durante la semana pasada hubo sospecha con un paciente que finalmente tuvieron que intubar, mis compañeras avisaron para que se les proporcionara el equipo de protección adecuado, la supervisora de guardia en ese momento solo les dio unas mascarillas FFP2, ni siquiera una FFP3 que tiene filtro, la bata desechable que utilizamos habitualmente y listo.

Desde el Hospital Central de Asturias nos pedían sondas de aspiración con sistema cerrado para pacientes intubados, ya que, se habían quedado sin ninguno ante la cantidad de pacientes atendidos. Solamente se les pudieron dar 3, porque en nuestra UCI tenían pocas, ahora deberán pedir más y no sabemos si nos las traerán.

Desde el quirófano nos piden también mascarillas, si tal cual, en los quirófanos misteriosamente se han quedado sin mascarillas y los cirujanos las necesitan para poder operar una apendicitis de urgencia.

Hay una planta preparada para recibir este tipo de pacientes, al igual que la UCI, pero esta es nuestra situación sin tener todavía ingresado ningún positivo de COVID-19. Miedo me da cuando empiecen a llegar, no se como nos vamos a proteger.

Sabéis que es lo peor para mi, y para muchas de mis compañeras, que hemos tenido que echar de casa a nuestros padres, maridos e hijos para evitar contagiarles, porque sabemos que, por muy bien que hagamos nuestro trabajo, con las medidas que nos proporcionan, no vamos a poder evitarlo. Nosotras nos infectaremos también tarde o temprano.

Nuestros compañeros italianos no nos animan mucho cuando nos cuentan que el personal que participa en las intubaciones suele ser el más perjudicado, con síntomas de mayor gravedad. A nosotras nos tocará. Lo tenemos asumido. Unas estamos más tranquilas que otras, miedo hay, como el resto de la población, somos humanos.

Yo he dejado a mi hija con mis suegros, con un poco de suerte mi marido se podrá quedar con ellos también. He venido en coche llorando, estaré 15 días mínimo (que estoy convencida que será más tiempo), sin ver a mi hija, ya se que hay videollamada, pero amigos, eso no es lo mismo y lo sabéis.

No podré abrazarla, besarla, olerla, peinarla, vestirla, despertarla…. va a ser muy duro. Lo mismo tendré que pasar con mi marido.

Y todavía tengo que ver a gente por la calle, que el gobierno no toma más y mejores medidas para restringir el movimiento de la población.

Señores es una gripe multiplicada por 3!!! Hay muchísimo más contagio, más rápido que la gripe habitual. Con lo cual hay y habrá más muertes en menos tiempo que con el virus estacional normal.

Esta es nuestra situación actual, no es broma, no es ninguna película de terror, más quisiéramos. Se avecinan tiempos peores, solo estamos empezando y lo estamos haciendo mal, muy mal. Este proceso durará más tiempo y tendrá peores consecuencias.

Agradecemos enormemente vuestros aplausos, nos emocionan, pero necesitamos vuestra ayuda, de verdad. De esta saldremos, os lo aseguro, pero si lo hacemos juntos. Saldremos reforzados y plantaremos cara a las dificultades económicas que vengan detrás, pero sobre todo, saldremos a la calle con mucha fuerza para exigirle al gobierno respuestas y soluciones, porque aquí somos nosotros los que decidimos!!! 
Mucho ANIMO Y FUERZA!!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *