ES HORA DE CUIDARSE!!

Una vez más la enfermedad ha llamado a la puerta de nuestra familia, este post se lo dedico a mi padre y a mi tia Ana, ambos hospitalizados, y a todas aquellas personas que se olvidaron de sí mismas por cuidar de los demás.
El club de malasmadres nos recuerda últimamente la importancia de cuidarnos, leo todos sus consejos y me digo: “que razón tienen”, pero luego no encuentro tiempo para acordarme de mi misma, estoy pagando las consecuencias y probablemente me quede deuda pendiente.
Suena a tópico, pero vamos y venimos por la vida a una velocidad de vértigo que no nos deja mirar, solo vemos muy por encima lo que realmente pasa a nuestro alrededor. Hay una frase muy llamativa que todos repetimos en algún momento: “ pero cómo pasa el tiempo!! No nos hemos dado ni cuenta!!”.
Pues MUY MAL!!! Tenemos que darnos cuenta, disfrutarlo, vivirlo..¿de qué nos sirve que los días pasen de manera tan rutinaria? Que no digo que la rutina sea mala OJO, pero hace que las pequeñas cosas pasen desapercibidas, y son las pequeñas cosas las que nos hacen reír, llorar, cantar, SENTIR.
Siempre nos damos cuenta tarde, mal y nunca, pues bien, es el momento de PARAR, sentarnos y pensar qué nos apetece hacer, con quién, qué necesitamos para sentirnos mejor (no vale pedir dinero que os veo venir). Creo que respondiendo a estas preguntas podemos empezar a cuidarnos, os animo a hacerlo: A mí me apetece escribir, estar con mi familia, y lo único que necesito es salud para ellos y para mi.
Cuidar de nosotros mismos no quiere decir que dejemos de cuidar a los nuestros, pero para que todos a nuestro alrededor estén bien, es imprescindible estarlo nosotros.
Cuando la enfermedad llega pisando fuerte es muy difícil asumirlo, todo lleva su tiempo, pero también debemos aprender a delegar, no somos súper héroes ni podemos con todo, la carga repartida es menos carga.
Vamos a inspirar profundamente y echarlo todo fuera al espirar, no quedarse con nada dentro, eso pica y hace daño.
Nos miraremos al espejo todos los días y nos tomaremos nuestro tiempo para cremas, correctores y todo lo necesario para que nuestra piel luzca mejor.
Daremos un paseo diariamente, solos o acompañados( cada uno tiene sis necesidades) y nos fijaremos en lo bonita que está la naturaleza en esta época del año (yo juego con ventaja, vivo en el paraíso).
Lloraremos y gritaremos si precisamos (un par de veces cada 8 horas lo veo ideal), y nos dejaremos querer muy mucho, es la mejor terapia.
Vamos a cuidar cuidándonos. 
Podéis seguir estos consejos o no, pero no os olvidéis de la persona que os mira al otro lado del espejo.
Mucho ánimo y a por la VIDA!!!
 
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *