HASTA LOS EGGS!!!

Todavía no sé qué parte NO SE ENTIENDE. Qué parte NO SE VE. Qué parte la gente NO QUIERE COMPRENDER.

Que el problema de esta pandemia, además de las vidas que se está cobrando y las secuelas que está dejando, es la SATURACIÓN DEL SISTEMA SANITARIO a todos los niveles.

Que estamos trabajando en UVIs improvisadas en espacios no preparados para ello. Con escasez de material muy a menudo, con equipos de protección no apropiados, sin el personal necesario y formado.

Que hay muchas menos intervenciones quirúrgicas, muchas menos consultas, que por teléfono señores no se puede atender a los pacientes de la misma manera. Y HAY MÁS ENFERMEDADES MORTALES QUE EL COVID en nuestro país. Enfermedades que no están teniendo el seguimiento que deberían tener. Y no, eso no se traduce en más muertes durante este período de pandemia, esas vendrán en los meses venideros pero a causa del no tratamiento en su momento adecuado.

En mi opinión la atención primaria no está funcionando como debería. Si nosotros nos tenemos que plantar un EPI para tratar a un paciente como tiene que ser, ellos también deberían poder hacerlo en consulta o, incluso si es necesario, en el domicilio del mismo.

Llevamos casi un año con la misma historia, ya no nos pilla de sorpresa y, sin embargo, se están resolviendo las cosas incluso peor que al principio. La diferencia es la situación física y psicológica del personal sanitario.

Compañer@s desmotiva@as, con ansiedad, temor al acudir a su puesto de trabajo. Cansad@s, agotad@s, con problemas de salud varios y sin poder quedarse en su casa porque no hay personal suficiente para cubrirl@s y no quieren dejar a sus compañer@s en una situación peor.

Todo esto porque los que están sentados en su silla dentro de los despachos NO TIENEN NI PUÑETERA IDEA de dirigir ni organizar un hospital, cuanto si más en una situación crítica.

Su solución es cambiar al personal de unidad en los peores momentos, cuando más ocupación hay en unidades de críticos, por supuesto sin analizar ni pararse a preguntar si es adecuado hacerlo.

Denegar los días de libre disposición y excesos de jornada(todavía del año anterior) y de repente darlos todos en un mes sin tener en cuenta la presión asistencial que esto supone para el personal que se queda.

Y para poner el broche final… ahora coaccionan a las compañeras con reducción de jornada (en su mayoría por cuidado de hijos menores de 6 años) para que renuncien a ella, modificándoles las condiciones de trabajo (a peor claro).

¿Alguien me puede explicar quién se va a hacer cargo de todos esos niños cuando sus madres no puedan hacerlo? ¿Alguien se ha dado cuenta que muchas de estas medidas son ILEGALES y, por lo tanto, DENUNCIABLES?

¿Alguien sabe que todavía hay muchos compañer@s de UVI sin vacunar?

¿Alguien se ha percatado que los sindicatos están haciendo más bien poco o casi nada ante nuestra situación?

Y todavía seguiremos tragándonos más mierda porque no somos capaces de dejar a los pacientes desatendidos, porque nuestra ética y profesionalidad están muy por encima de la ignorancia de la gente. A pesar de todo lo que tenemos que escuchar a nuestro alrededor.

Todo esto lo escribo porque todavía hay muchas personas que no saben que todos los que formamos parte del personal sanitario de este país tenemos vida y familia. Nos estamos dejando la salud y encima tenemos que soportar un trato vejatorio por parte de la dirección y gerencia de nuestro hospital.

Espero que con este post haya aclarado por fin la realidad de nuestra situación actual, porque sé que hay un alto porcentaje de personas que no tienen claro qué es lo que está pasando dentro de los hospitales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *