¡HAY QUE CELEBRAR!

 

¡Ya estamos en la Nueva Normalidad! ¿Y ahora qué? Pues hemos salido como locos a llenar las terrazas de los bares y el tema apertura de colegios continúa en el aire, algo muy typical spanish, lo primero es lo primero.

A mí esto del coronavirus me ha dado mucho que pensar, bueno, el virus, el confinamiento, toda las consecuencias que está teniendo y, sobre todo, que me he dado cuenta que en tres semanas cumplo 35 años.

Me he puesto a reflexionar mucho sobre todo lo que he aprendido, viajado, trabajado y los sueños que he conseguido cumplir en estos años, y creo que es hora de celebrarlo.

He conseguido ser la persona que quiero ser, estoy en paz conmigo misma, segura, tranquila y tengo muy claro lo que quiero y lo que no, a las personas que quiero en mi vida y las que me sobran. He de decir que casi todo esto lo he logrado gracias a Alicia, ella ha venido a darnos nuestra mayor lección de vida, a todos los niveles, con ella tenemos claro qué es lo que más importa y lo que puede esperar.

Recuerdo los años en los que esperaba impaciente una llamada para trabajar, todo giraba en torno a una lista de puntos, me volvía loca haciendo números, cursos, cogiendo contratos de un día o dos, solamente para escalar unos pocos puestos. Energía gastada en balde, porque ¿sabéis qué? las cosas no llegan siempre cuando nosotros queremos, pero con constancia y trabajo, llegan, os lo aseguro. Esta etapa me enseñó que no hay que tener miedo a arriesgarse, aunque tengas que cambiar de domicilio, salir de tu zona de confort, a veces es necesario y, sin duda, sacas muchas cosas buenas a cambio, yo misma, sin ir más lejos, gané una hermana y unas grandes amigas para toda la vida.

Me empeñé en querer y enamorarme, pero siempre había cosas que quería cambiar de la otra persona, tardé en darme cuenta que eso no podía ser. Sin embargo, cuando él llegó hace casi 8 años, supe que no había absolutamente nada que cambiar.

Alicia llegó pisando fuerte hace dos años y medio, con ella aprendo cada día a ser mejor persona, a disfrutar de los pequeños momentos (se puede hacer y es maravilloso, os lo recomiendo) a templar mis nervios, cosa que pensé que era imposible y lo estoy consiguiendo, es un proceso largo, no os penséis que es de un día para otro.

En cuanto al trabajo, a día de hoy he llegado a una conclusión, teniendo ganas, trabajo no me va a faltar, si no es en un sitio, será en otro, se terminó eso de agobiarse por la duración de los contratos, creerme cuando os digo que hay cosas en la vida mucho más importantes que una nómina.

La SALUD es lo primero, la de los tuyos, la nuestra propia. Me cabrea ver y escuchar a la gente anteponiendo cosas banales a su estado de salud, especialmente, en estos momentos que estamos viviendo. Pongamos un poco de cordura y sentido común por favor, dejemos de preocuparnos por unas estúpidas vacaciones, por inútiles comentarios o críticas absurdas. Aprendamos a priorizar.

Por todo ello, este año he decidido celebrar mi cumpleaños, nunca he sido muy dada a celebrarlo, pero la ocasión lo merece. Voy a hacerlo rodeada de mi familia, de la mano de mi cuñada, acompañándola en su entrada a los 37, muy bien llevados por cierto, y mis amigas, queriendo mucho y bien a todos y cada uno de ellos y esperando poder reunirnos en más ocasiones como esta sin miedo a nada. ¡Disfrutemos de la vida y que el mundo ruede!

2 comentarios
  1. Mj garcia
    Mj garcia Dice:

    Quizás y no siempre ni a todos por lo que veo….esta nueva normalidad(que no me gusta el nombre) nos haga pensar que es lo importante…y que la salud hace que lo disfrutemos realmente. Así que te acompaño en el pensamiento y a vivir esos momentos uno a uno y con todos los que queremos estemos lejos o cerca!!!!
    Yo estaré de corazón en tu cumple y siempre!!!!
    Disfrutar y cuidaros!!!😘

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *