JUGANDO E IMAGINANDO

 

Ya vienen los Reyes Magos, ya vienen los Reyes Magos caminito de Belén!!!

Que cerca está el día en que la ilusión cobra sentido, los nervios de la nocheantes no nos dejan dormir y la alegría de los más pequeños lo inunda todo.

Yo personalmente lo disfruto como cuando era niña, no puedo evitar los gritos al abrir los paquetes, pero como me gusta abrir regalos!!!

Ahora es diferente, disfruto igual o más viendo como Alicia lo hace, además este año ya va entendiendo el significado de la Navidad. No, todavía no le he explicado que se celebra el nacimiento de Jesús ni que la Virgen María se quedó embarazada por el Espíritu Santo, para ella de momento significa luces, villancicos y regalos, cosa que a mi me parece bien, cada cosa a su tiempo, solo tiene 2 años. Eso si, le gusta mucho ver al bebe, como ella dice, en la cuna del nacimiento que tenemos en casa.

Actualmente tenemos que reconocer que se nos va un poco de las manos con el tema juguetes, demasiados e inútiles creo yo. Son tantos los regalos que reciben en un solo día que llegan a saturarse y ya no saben con qué jugar. Los días posteriores apenas se acuerdan de todo lo que recibieron, se quedan con una cosa, a lo sumo, con dos.

Cuando llegaron las primeras navidades de Alicia decidimos poner una norma, un juguete en cada casa, aunque luego haya ropa (que algo siempre cae). Eso solamente se cumplió el primer año y porque apenas tenía 1 mes y medio. Las abuelas ya sabéis que van a su aire, te dicen a todo que sí y luego hacen lo que les da la gana, que grandes!! La verdad que no se para que me molesto en decirles nada, ya sea todo dicho de paso.

En cada tienda de juguetes nos dejamos llevar por los colores y los sonidos, pensando que cuantas más luces tenga el juguete en cuestión, más le va a gustar a nuestro hij@. Y no nos damos cuenta que no tiene por qué ser así.

Nos hemos olvidado por completo de los míticos juguetes de madera, agradables al tacto, ligeros, para cualquier edad y, lo mejor de todo, con este tipo de juguetes los niños desarrollan mucho más su imaginación. No tienen luces ni infinidad de canciones, eso corre a cuenta de nuestros pequeños. Que importante es dejar que sus pensamientos vuelen, cuanto más alto mejor.

Cada vez se lo damos todo hecho, llegará el momento que no sepan resolver nada solos, bueno… ese momento creo que ya ha llegado desgraciadamente para muchos niños.

Nosotros lo vemos a diario en el pueblo, cuando dejo a Alicia con las abuelas, estos días de vacaciones de Navidad hay más niños, la bicicleta sigue siendo el juguete estrella, da igual la edad, creo que podría hacer un estudio sobre ello.

El balón es el segundo elegido, no solo por jugar al fútbol, lo divertido es ver quien lo lanza más alto, más lejos… el resultado ya lo sabemos, el balón termina en la huerta de algún vecino cascarrabias y ahí es cuando se agudiza el ingenio para recuperarlo.

Cuando se cansan de todo ello, continúan jugando con los palos que se encuentran, piedras que puedan tirar al lavadero de las vacas o, sencillamente, corren unos detrás de otros, el pilla-pilla nunca pasa de moda.

En los pueblos no hay tiempo para jugar con muñecos cantarines o coches de luces de colores, lo importante es: cuantos más mejor!

Aquí si que pueden disfrutar de los juguetes de madera, trenes, espadas, herramientas, que no se rompen con facilidad, que duran años casi como el primer dia, con los que puedan imitar a sus mayores, que, al final, es eso en lo que consiste su aprendizaje.

Aquí comparten su imaginación, haciéndola enorme e inquebrantable, creando mundos en los que un adulto jamás podría entrar, donde lo importante son ellos y nadie más.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *