TRAS SUS MAJESTADES LLEGA LA CALMA ¿O NO?

Hemos estado sin aparecer por aquí unas semanas, aunque much@s ya sabéis que en Instagram y, especialmente en TIK TOK, somos más pesadas. Os invitamos a pasaros por ahí, reíros un rato y comprobar que, cuando yo digo que María es una teatrera, no lo digo sin conocimiento de base. 

Había pensado en analizar detalladamente el año que acaba de terminar pero, después de darle muchas vueltas y ver que me sale un balance muy negativo, he desistido de mi empeño. 

Así es que me he centrado en el tema Reyes Magos y he llegado a la misma conclusión que el año pasado: Para qué me molesto en decir al resto de la familia que con un paquete por casa es más que suficiente… ¡si no me hacen ni puñetero caso!  

Podría deciros que el año que viene lo volveré a intentar porque me parece una barbaridad que unos niños tan pequeños reciban en un solo día tantísimos juguetes, se vuelven locos, a las 12 de la mañana ya no sabían ni lo que habían desenvuelto. Pero también con esta tarea voy a desistir, es una guerra perdida y lo sé.  

Acompañándome en estos días de tanto ajetreo, han estado el estrés y el agobio que han querido volverme loca por momentos. Casi lo consiguen pero, una vez más, he salido victoriosa, aunque no sé por cuanto tiempo. Eso sí, he tenido que recurrir a un buen masaje relajante y un tratamiento de hidroterapia que me han venido de lujo. Muy recomendable, necesario para cuerpo y mente. Yo he logrado mantener a raya mi subconsciente durante una tarde entera ¡todo un récord! 

Una de las causas de que mi cabeza no descanse un segundo es un proyecto que, sospecho, nos sacará canas a mi marido y a mí. La casa con finca de nuestros sueños tiene que ir tomando forma, para ello tenemos por delante duros meses de reforma. 

Este año viene cargado de muchos cambios en nuestra vida, los iremos revelando poco a poco. 

Aceptamos consejos y recomendaciones varias ¡DESEARNOS SUERTE! 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *