Y DESPUÉS QUÉ?!!

 

Seguimos con el mismo tema, y es que esto va pa largo y da pa mucho.

A mí me ha dado por pensar, voy a compartir con vosotr@s las conclusiones a las que he llegado.

El tema económico va a ser catastrófico, eso lo tenemos claro, ahora solo necesitamos que el gobierno no siga llenándose los bolsillos con nuestro dinero y ayude a solucionarlo progresivamente (cosa que dudo sinceramente).

Lo que tengo claro es que los niños están demostrando ser los mejores adaptados a esta extraña situación, los que son más conscientes de la realidad, se muestran tristes pero no protestan o, al menos, no tanto como esperábamos que protestaran. Nuestras explicaciones les valen, nos ven preocupados, muchos cambios en muy poco tiempo, incertidumbre, todo ello les pasará factura. Eso sin pensar como será la vuelta al cole, que tampoco sabemos cuándo será, ni cómo.

Los psicólogos verán colas en sus consultas, iremos desfilando todos por allí, los sanitarios incluidos. Yo personalmente mantengo una actitud positiva, consigo desconectar lo suficiente cuando estoy en casa con mi familia, eso me parece importantísimo. Veo compañeras estresadas, agobiadas, con mucho miedo a poder contagiar a sus familias, no son capaces a desconectar cuando no están trabajando, ese estado de ansiedad continuada no es bueno, supone mucho desgaste psicológico, y cuando todo esto pase más de un@ se quedará de baja, estoy convencida. Lo que se traduce en falta de personal nuevamente, a quién le suena??

La gestión deja mucho que desear, desde los más altos cargos del Gobierno hasta la dirección y supervisión de muchos hospitales, los asturianos inclusive.

No se puede dirigir una crisis sanitaria de este nivel haciendo las cosas sobre la marcha, según van surgiendo, y mucho menos cuando has visto lo que ha sucedido en otros países vecinos.

Tampoco se puede dirigir el personal sanitario de un hospital ignorando por completo sus funciones dentro de los distintos servicios, esto está pasando desde hace mucho tiempo, con Covid-19 simplemente se ha visto más claro. Es tan sencillo como ver y preguntar lo que están haciendo en otros hospitales vecinos, a mi  no me parece tan complicado, pues a los que organizan en mi hospital esto les debe resultar de una dificultad máxima (así nos va).

Solo espero y deseo que cuando todo esto pase haya dimisiones, todas las posibles y más.

Cambiaremos nuestras costumbres, dejaremos de saludarnos con tanto beso y tanto abrazo, el lavado de manos ha calado hondo en nuestra rutina y confío que no nos olvidemos tan fácilmente de ello.

Ahora lo que más me preocupa es el tema del alcohol, SI, cuantísima gente se consideraba bebedora social y ahora beben diariamente en sus casas…

¿Aumentará el número de alcohólicos anónimos o directamente serán reconocidos? Tengo serias dudas.

Ainsss cuantos cambios, cuanta gente incompetente ocupando altos cargos, que poco sentido común… demasiado estrés.

Pues nada, a desestresarse se ha dicho, si hay que beber vino, se bebe!!! Si hay que dejar de ser anónimos y empezar alguna terapia de grupo, lo haremos!!! Ante todo EMPATÍA y SOLIDARIDAD amig@s, es la única manera sensata que se me ocurre de salir de los problemas.

Salgamos a aplaudir, a cantar, a bailar y a charlar con nuestros vecinos.

Brindemos porque cada día es uno menos para poder volver a cogernos de la mano.

ANIMO que esto ya está controlado!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *